ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte|

Allithe Kurokami ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo
MensajeAutor
MensajeTema: Allithe Kurokami ID Lun Mar 28, 2016 3:21 pm

F I C H A   D E L   P E R S O N A J E



  • Nombre: Allithe Kurokami


  • Raza: Humana


  • Categoria: Maga

  • Lugar de origen: Reino de Lucrecia



P E R F I L

Spoiler:
 
Spoiler:
 
Spoiler:
 
Spoiler:
 


Allithe es una mujer claramente hermosa, posee una fina figura, modales espectaculares, desbordando elegancia y gracia en cada movimiento, sonrisa y mirada. incluso su voz y tono es digna de admiración, y suspiros. Su piel pálida no posee imperfecciones, sus ojos son de un intenso violeta y su cabello es dorado como el oro. No obstante no todo se queda en apariencias, posee un peculiar forma de ser, claramente bipolar, en algunos momentos puede ser un hermoso ángel, y en otro el diablo personificado aunque a pesar de lo último nunca deja aquella hermosa sonrisa lo que elevaba su sadismo a un nuevo nivel de temor provocado en los demás.

H I S T O R I A


No comprendo por qué un ser tan insignificante quiere conocer mi historia.  La mujer suspiró, estaba cansada de las personas como aquella, que llegaban ante ella con la intención de descubrir sus misterios.  No obstante tomó esto como la oportunidad de salir del letargo lleno de aburrimiento en el que había sumergido.  


Crecí como una hermosa princesa descendiente de los reyes de Lucrecia; comenzó su relato con un tono monótono sin darle mucha importancia mientras observaba sus uñas sentada desde un trono; la  familia real de esa zona eran los Kurokami, todo su poder proviene de su extirpe como humanos vinculados a los dragones desde tiempos antiguos. Siempre  he obtenido todo lo que he deseado y obviamente como infante eso no fue distinto, siendo la mayor fui llenada de regalos y todo tipo de lujos, a pesar de eso he de decir que por otro lado tenía una enorme presión, además de hermosa era una niña muy avanzada para mi edad, como hija única de la rama principal tenía que asumir el legado familiar dado que iba a ser la heredera. Obligada a ser perfecta en muchos aspectos (cosa que no era difícil en absoluto para mí), no jugaba con los otros niños, los días se resumían en  entrenar magia y dominar las técnicas lo más rápido posible para disponer de tiempo. Pero debo reconocer que parte de mi limitadp entretenimiento infantil fue relacionarse con mi prima de origen adoptado, si bien no era una genio en combate comparado conmigo era divertido meterse con ella.


Los años pasaron, comentó ya aburrida de tanto hablar y aún así sabía le quedaba muchísimo por relatar, al menos esta parte era interesante. A los 8 años ocurrió un evento que cambió mi vida, los hechiceros del reino necesitaban a alguien que pudiera dominar el poder de un poderoso dragón oscuro, mis padres decidieron que como miembro de la familia real yo sería la persona elegida para contener tal pode, absolutamente una decisión acertada, nadie podía compararse con mi habilidad.  La ceremonia fue rápida, que los hechiceros terminaron en un instante. A partir de aquí empezó mi verdadero carácter al fin comenzó a surgir, durante los siguientes meses la presión aumentó cada vez más y más, debido a que mi interior tenía un gran poder que debía dominar a la perfección para la protección del reino, los entrenamientos fueron cada vez más duros e intensos, y yo siempre he sido perfeccionista,  esto  provocó  que me distanciara cada vez más de mis padres,


¿Qué triste no? hizo un fingido puchero;  dado que apenas podía pasar tiempo con ellos, apenas mostraban interés a lo que yo hacía fuera de los entrenamientos. Con el pueblo tampoco era diferente, después de saber que yo era la contenedora de aquel dragón, la gente comenzó a mirarme como si fuera un monstruo, no  los culpo, sinceramente,  el poder que emanaba era perceptible desde kilómetros, pero los niños, ah, esas tontas criaturas no poseen instinto de supervivencia y sus maltratos aumentaban más aún que antes, y  con este hecho, la envidia les corroía por dentro, poco a poco comenzaba a volverme reservada y mostrar el odio  que sentía por aquellos que me hacían daño sin motivo, aunque claro, siempre me mantenía a raya, yo era una princesa perfecta después de todo. Pero la espera fue recompensada, a pesar de que no tengo demasiados recuerdo aquel día a mis doce años; suspiró con melancolía, cómo desearía poder recordar cada detalle. Dos torpes niños decidieron meterse conmigo en un mal día para ellos. Había tenido deseos de salir a dar una vuelta por el pueblo, quizá cansada de todo lo que ya conocía del palacio, apenas recuerdo algo como ya dije, solo que el gran poder surgió por mi primera vez, con mis garras desgarre sus cuerpos y dejar un charco un sangre a mis pies, siempre me gusto el rojo carmesí, cuando desperté solo vi aquellos cuerpos con una sonrisa dulce en mi rostro. Obviamente no lo oculte, ¿porque he de hacerlo?, se lo mencione a mis padres quienes “decidieron hacer caso omiso ante este acto”, y  me llevaron a una isla con unos duques;  los siguientes años para entrenar, otra vez, parece que no comprendía que ya dominaba todo casi a la perfección, pero no me opuse así los días pasaban más rápido. Me enteré a los meses de llegar ahí que mis padres habían muerto a causa de una batalla, aunque no sentí ganas de llorar, no sentía tristeza en absoluto, ¿pero ira? esa fue otra historia, ahora comprendo el porqué de aquel sentimiento, yo era quien deseaba matarlos, y aquella pérdida había sido un golpe para mí,  me habían quitado a mis presas.
 
Adoptada por aquellos duques los trece años, quizá fue la peor época de mi vida, los celos de aquella familia aumentaban, yo era en aquel momento la única heredera legítima del trono, todo un reino postrándose ante mis deseos, pero la gente es estúpida, en vez de aprovechar aquello y disfrutar de posteriores beneficios se dejaron llevar por aquellos oscuros sentimientos, como dije los niños no tienen instinto y por parte del niño mayor, Alex, sufría burlas y golpes, mientras que su padre nunca dudaba en golpearme con fuerza y darme palizas, claramente no hacía nada por defenderme incluso en aquella ocasión donde me dejaron al borde de la muerte. ¿pero por qué?. pues porque deseaba finalmente ver cómo eran sus rostros al ser pisoteados por algo que pisotearon ellos, verás, un orgullo roto es algo que los hombres rara vez superan y morir por eso deja una expresión permanente en los cadáveres tan hermosa.. . Pues aquella noche decidí ir a sus aposentos ataviada con mis peluches y mis perfectas trenzas debo decir que fue un acto generoso, vieron algo absolutamente hermoso antes de morir a través de mis garras.  Todos aquella noche murieron desangrados, podría haberlos matado de un golpe pero el sentir su miedo, los  gritos, su respiración jadeante y sus últimas  palabras, era tan… excitante.
 
-¿Porque me haces esto? - dijo el estúpido del duque. vaya que era tonto. Solo pude sonreírle dulcemente.
 
Después de aquello decidí irme, ya era hora de volver a casa a presumir que al fin había dominado por completo aquel poder. No solo asumí el mando de mi reino sino también, conocí a un chico al que yo consideraba ``especial´´; pude notar como el odio salió sin que yo lo deseara de mis labios;  poco a poco comencé a desarrollar el llamado sentimiento del amor, algo que nunca antes había experimentado debía de reconocer que esa sensación era nueva para mí ``el amor´´. hizo una mueca y miró hacia otro lado con asco.  Hicimos varias memorias, misiones y experiencias juntos, en una de aquellas misiones obtuve mi  pequeño y adorado sombrero que reduce el tamaño de la gente, se lo robe a una bruja y él me salvó de sus artimañas cuando me hice pequeña por error.  Al poco tiempo un hecho cambiaría mi vida, había quedado embarazada de aquel sujeto, la noticia me sorprendió y cuando le comunique su reacción fue fría como el hielo. Decidió abandonarme ya que era un cobarde, ni siquiera se dignó a darme alguna  explicación ante su partida; esos meses tuve dudas de si criar a mi futura hija sin un padre, pero era consciente de que ella no tenía la culpa, por lo cual le otorgue la vida, finalmente la llame Medaka. Esbozo una pequeña, sincera y dulce sonrisa. 
Los años con Medaka han sido unos de los mejores en mi vida, el querer a una persona sin pedirle nada a cambio y poder divertirme con ella era lo mejor que me había pasado. Pero claro, la felicidad siempre tiene un precio, años más tarde me encontré con él, verlo con otra mujer siendo un cretino hipócrita  despertó en mí el odio que Medaka había logrado encerrar, por lo que decidí asesinarlo a sangre fría, no por mí, sino por haber abandonado a mí pequeña, los años pasaron y contener a mi antigua yo frente a mi pequeña dulzura comenzó a ser difícil, pero hubo un hecho que me hizo darme cuenta que mi verdadero yo no podría ser jamás contenido. Los humanos cometieron un error, decidieron engañar a mi hija para sellarle un dragón en su interior.
Termine con aquellas patéticas vidas, debo decir que no fui muy buena madre en aquel momento porque mi pequeña lo vio todo, pero está bien, si deseaba que ella no fuese como yo debía mostrarle como era en realidad, aunque.. también debo decir que lo disfrute bastante, a uno le arranque la piel, me recordó a una fruta madura que puedes despellejar con facilidad, a otro le arranqué los ojos y en su desesperación mataba a sus compañeros, durante unos instantes se perdió en la hermosura del recuerdo, recordando cada muerte y gritó desesperado, suspirando con melancolía anhelo y deseo.   Una vez terminó la masacre abrace a mi hija, la deje manchada en sangre, pero no importó no la dejaría llevar sola el peso de  su destino, el cual esperaba no fuera igual al mío, por lo que tenía que prepararla para el momento, le otorgaría mi apoyo y experiencia.
Y ahora…  Lucrecia fue atacada por unos extraños seres que comenzaron a invadirla, asesine a  muchos, pero algo sucedió y me vi envuelta en una densa oscuridad, ahora me encuentro en aquí,  un lugar desconocido junto a mi pequeña y dulce niña; se puso de pie y se acercó seductoramente al sujeto quien había preguntado su historia posando una filosa garra bajo su barbilla, así que.. dimé, ¿Donde estoy pequeño y miserable humano?.  
O T R O S


Posee una especie de sombrero que cambia el tamaño de quien lo porta, objeto que  usa en sus esclavos para jugar con ellos, principalmente usarlos como muñecos, eso incluye también a su dulce pequeña a quien dejó reducida por casi un año, aunque claro, todo era por el bien de ella, ya que con aquel tamaño la entrenaría para dominar su poder.
-Posee múltiples armas medievales, sus favoritas son las espadas
-Tiene un poderoso dragón sellado en su interior llamado Thanatos, de ahí proviene parte de su personalidad.
- Domina el modo superhumano, al igual que los elementos luz y oscuridad, su forma superhumana es una fusión de ambos. Adopta un aura blanca que le cubre y en su pecho símbolos oscuros. 
Spoiler:
 

- Adora cantar y danzar, posee un grato gusto por los lugares fríos
- Tiende a morderse los labios.





Time Lord
AdminavatarMensajes : 77
Ki : 365

Hoja de personaje
Transformación de Raza:
4/4  (4/4)
Ver perfil de usuario http://dbtimecrisis.rpggameplay.com
Volver arriba Ir abajo

Allithe Kurokami ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba
Página 1 de 1.
Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Personajes :: Fichas de Personaje-
Cambiar a: